¿Por qué el 93 % de las librerías en Santo Domingo han desaparecido?

0
96

Cada 11 de noviembre de 2023, el mundo hispano conmemora el Día de las Librerías, fecha que tiene fanáticos que reverdezcan el inmenso placer de encontrarse en sus mágicos espacios, rodeados de lo mejor de la creación artística e intelectual de autores y autoras, proponiendo cada cual sus imaginaciones, descubrimientos, sus figuras poéticas, sus narraciones de largo esfuerzo o sus ambientes para dejar que fluyan las conversaciones
inteligentes, densas y enriquecidas por la intelectualidad humana, crítica, sarcástica o de niveles filosóficos poco impulsados fuera de esos ambientes.

Las librerías son, sin dudas, espacios de magia real por la infinidad de su oferta, con cada título ofrecido. Mirando la cantidad de librerías dominicanas que han desaparecido, el espectador puede que se pregunte: ¿Qué ha pasado en una nación que ha permitido que el 93 % de sus librerías hayan desaparecido, por una razón u otra?

Por qué el 93 % de las librerías en Santo Domingo han desaparecido? - Alternativas Noticiosas

Hoy día, poca gente recordó esa conmemoración, comentada solo por Aquiles Julián en redes sociales, diciendo: Para República Dominicana es un día agridulce, porque hemos visto por años cómo han ido desapareciendo las librerías y cómo ha cundido la indiferencia hacia el libro. Qué es, en el fondo, indiferencia al saber y a la cultura. Es decir, elección de la ignorancia, el analfabetismo funcional, la brutalidad y la patanería. No nos engañemos. El libro
es la invención más importante creada por el hombre para su crecimiento, porque nos permitió conservar el saber y guardarlo para las nuevas generaciones”.

Por las librerías él nos comunicamos con las grandes mentes, nos remontamos y podemos otear el mundo en los hombres de los gigantes del pensamiento, la ciencia y la creatividad.
¿Cuántos dominicanos vivirán sus pobres existencias sin nunca conocer una librería o una biblioteca?

La convocatoria para celebrar el 11 de noviembre de 2023, se remonta al año 2011 y se empezó a celebrar por iniciativa de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), tras diez ediciones, en 2021 se decidió fijar definitivamente la fecha del 11 de noviembre como el Día Internacional de las Librerías. Un recurso que debe ser promovido
justo con motivo de esta fecha es la Biblioteca Digital Mundial, cuyo acceso es: https://www.bne.es/es/blog/recursosprensa/2021/10/26/biblioteca- digital-mundial

Aclarar, se impone, que este listado de librerías desaparecidas, gira sobre todo en las existentes en Santo Domingo, debido a que las de provincias, demandarían una investigación especial con plazos que no pueden ser descontados ahora.

Las librerías desaparecidas

Editorial Duarte, fundada por el profesor Antonio Cuello. Escoffet Hermanos, republicanos españoles exiliados, en la calle arzobispo Nouel entre Palo Hincado y Espaillat, la más completa y surtida del país entonces.

Librería América, del inolvidable Pedro Bisonó (Perucho), arzobispo Nouel con Sánchez, un símbolo de libro de su época. Un ambiente librero puro con un poderoso atractivo para los amantes de los libros. Librería América era una guarida, un baluarte del libro. Si bien era interesante ver su oferta en vidrieras y exhibidores, por dentro de ella, había pasillos y escalones llenos de libros.

Ágora, propiedad de Héctor Western, estaba en la Hostos, frente a la estatua gigante del Padre de la Patria La Nacional del historiador Franklin Franco Pichardo, localizada en la calle arzobispo Nouel con calle Espaillat.

La Nacional, especializada en libros de temática social y que su propietario la concebía más como proyecto social que como negocio. La librería de don Fabio Herrera Cabral, entre calle
Uruguay y doctor Báez.

Librería Luna, establecida, en la calle el Conde con José Reyes, su propietario era trabajador del libro desde que amanecía, ofreciendoen su punto de venta, verdaderas vigas. Tenía una clientela fija que procuraba sus títulos.

Por qué el 93 % de las librerías en Santo Domingo han desaparecido? - Ojalá

Librería Jurídica, de las Mercedes con Hostos y la callejera de Andrés, ubicada en calle El Conde, en el edificio de R. Esteva y en su frente. Librería dominicana, de don Julio D. Postigo en la calle Mercedes casi esquina l9 de marzo, propulsor de la colección Pensamiento Dominicano, secundando a la Academia Dominicana de la Historia en la época dorada que presidió don Emilio Rodríguez Demorizi; la Sociedad Dominicana de Bibliófilos y la Colección de la Fundación Corripio, estelas luminosas de apoyo a la escritura y escritores dominicanos.

El nombre de don Julio D. Postigo debería estar aparte en todo. Fundada por el que debe ser considerado padre de los libros dominicanos, creador del concepto de la Feria Nacional del Libro era un pastor perteneciente a la Primera Iglesia Evangélica Dominicana. La idea de la Feria de Libro, que planteó a Rafael Herrera, entonces director del Listín Diario, cuya primera versión se montó en las arcadas del Palacio Consistorial de El Conde con Meriño, a finales de los años 50´s. El ambiente de la Librería Dominicana era uno de los más mágicos que se haya conocido en el país, con sus centenares de libros a portada expuesta a un golpe de vista. Nada de libros enfilados por el lomo.

Librería Hispaniola, emplazada en de la Calle José Reyes esquina Conde, también fundada por Julio D. Postigo. Crear librerías era un pasatiempo esencial para él, según nos cuentan libreros y lectores que la conocieron, para presentar y promover temas más de fe y creencias.

Lope de Vega, ubicada en la avenida Abraham Lincoln, propiedad del afable Francisco Santos y sus padres.

Librería Amengual. Una tradición familiar iniciada en la calle El Conde, importando revistas, como la —Bohemia y Carteles, y la famosa infantojuvenil argentino Biliken, paquitos, entre ellos el peruano Memín y la bruja mexicana Melinda Linda, e hizo una época. Fue la primera distribuidora de libros y revistas de República Dominicana, hasta donde sabemos. Enfrentó dificultades con Trujillo por la censura. Posteriormente, dejó el Conde y se instaló en un edificio de la Avenida 27 de febrero, por los frentes del Palacio de los Deportes. Hace pocos años cesó sus operaciones en ese local, ha cedido sus franquicias y está liquidando lo que le queda. Los Amengual crearon una tradición librera y de revistas que no habrá forma alguna de pagarles. Los Amengual se caracterizaron por un servicio familiar muy cálido y efectivo. Una pena que no exista hoydía Distribuidora Amengual. Instituto Americano del Libro, de calle
arzobispo Noel, que tenía un hermoso despliegue de sus libros, casi como precedente de Centro Cuesta: amplias exhibiciones, y actualización en su mercancía que importaba sobre todo del España Fue un factor influyente, creemos nosotros, para que posteriormente se fundara Librería Cuesta.

Casa Weber, calle arzobispo Meriño, en la que se vendían artesanías y joyas. Era un pequeño altar del libro y la artesanía dominicana en el cual destacaba la escritora y artista Delia Webber.

Librería Cuello, últimamente ubicada en la calle Hostos y Ave. 27 febrero con Núñez de Cáceres, propiedad de los Hermanos Cuello, un negocio familiar que ofrecía libros y papelería. Era uno de los referentes. Se perdió en las andanadas de la crisis económica. Tuvo un local central en calle El Conde con Hostos, un punto obligatorio para quienes gustaban y amaban los libros. Hoy hay allí, un hotel y un casino. Bueno…

Librería Hostos (Calle Hostos), fundada por Héctor Western, todo un personaje de la intelectualidad de la zona colonial. Una pena que su ambiente cálido, editorialmente hablando, ya no exista.

Librería Dominicana, en la calle Las Mercedes casi esquina 19 de marzo, Zona Colonial, Librería Padilla (en El Conde), fundada por Alberto Padilla, y de la que tenemos pocos registros. Librería San Gabriel (Espaillat con Santomé, Zona Colonial), de la que sabemos
poco.

Librería Universal (en la calle arzobispo Nouel), caracterizada por una selección atinada de títulos internacionales.

Librería Cervantes, (Nouel con Palo Hincado), de enorme prestigio por la actualización de su estantería. Era uno de los buenos referentes de libros en la Zona Colonial.

Philo Biblia, en la zona Universitaria, fundada por Víctor Santos, un enamorado de los libros, más que un comerciante y quien procedía de Librería Cuesta.

Atenea, Fundada por uno de los miembros de la Familia Periche, que a su vez procedía de Thesaurus, ubicada en el polígono central entre Tiradentes y Lope de Vega, próximo al Supermercado Nacional. Tenía un excelente diseño exterior e interior.

LibroMed, en avenida Bolívar esquina calle doctor Delgado, un modelo de librería actualizada, que tampoco resistió la crisis. Hoy hay una pica pollo chino que ofrece comida criolla ¡Qué cosas tiene la vida!

Librería Santiago, de Niño Fermín, en plena calle de El Sol, un símbolo desaparecido.

Alquimia, Plaza Elizabeth Aranyós, primera especializada en libros de crecimiento y Nueva Era. Ese ambiente y su propietaria tenían un aura especial por su decoración, sus olores y sobre todo por las atenciones directas de su propietaria. Esa mujer tenía un carisma especial. Había gente que asistía a disfrutar las conversaciones y las ondas existenciales que allí se producían.

Librería Avante. A cargo de un hombre exquisito en el trato, el editor Francisco Tolentino, de muy buen trato con la gente, fundada por un ex sacerdote español que había sido gerente de la entonces todopoderosa Editorial Quisqueyana, orientada a libros de texto.

Existe gracias a que no solo vende libros sino a que creó un Registro Académico para profesores, que lleva a todos los maestros y maestras a comprarlo y a una agenda Avante de buen precio y excelente cadena de distribución en el mundo escolar. El fundador, al momento de retirarse por la edad, llamó al personal y los hizo socios de la Librería, de modo que todos cuidaran lo que paso a ser una propiedad común. Entre esos empleados se destaca al contador de la empresa.

Thesaurus, el proyecto de librería con mayor perfil definido, desde el edificio diseñado para tales fines, Jose Manuel y la maestra Jenny. (Av. Abraham Lincoln esquina av. Sarasota) responsable de la introducción del concepto moderno de librería y que incluso impulsó a otras de mayor tamaño y trayectoria a transformar sus espacios y criterios de servicio. Su propietario, Juan, junto a su esposa, concibió una librería activa, dispuesta al intercambio con la gente, bien organizada, con espacios para operar proyectos deaprendizaje e intercambio, en que operaban círculos de lectura, de artes aplicadas, y para puestas en circulación. Además del mejor café de librería conocido hasta entonces. Su desaparición fue la
más grande pérdida para los amantes de los libros. Era un activo centro cultural, cafetería con productos de primera calidad y un programa activo de talleres con facilitadoras especializados. Hoy dia existe un buffete de abogados que vende “inteligencia jurídica”

Librería Central del Libro (Ramón Grullón), Librería Blasco, Librería Biblos (García Dubus), Librería Fondo Editorial (Miguel Cocco), Librería Bolívar (Miguel Cocco),Librería Nacional  (Franklyn Franco), Librería Editorial Duarte, Librería Gigante (Miguel Cocco), Librería Profesional, Librería José Martí, (Félix Jiménez), Librería Lope de Vega, Librería Casa del Escolar, Librería Libromed, Librería Colegial Quisqueyana, Librería Alejandrina, Librería Macalé, Librería Cosmos, (Miguel Cocco),Librería Tony, Librería Rinconcito de los Libros y Librería Hostos, (Héctor Wenter González).

Librería Internacional, fundada en 1972, por Dennis Peña (EPD), médico, agricultor y librero (su vocación principal), ubicada en Calle Espaillat, entre Conde y Noel), que sobrevive porque el local es propio. Fue presidente de la Cámara del Libro y fundador de ASODOLIBRO.

Scofeth Hermanos/Instituto del Libro. (Arz. Nouel casi esquina Espaillat, zona colonial), propiedad de españoles, con una de las mayores ofertas de libros.

Librerías que permanecen

Mateca, un proyecto singular de Luisa y Povedano, un ex sacerdote amante de los libros y conocedor del negocio que se establecieron primero por la avenida Independencia (en torno a la Cervecería Nacional Dominicana y posteriormente en un edificio propio en la avenida Abraham Lincoln, José Contreras.

Librería Jurídica Virtual, emplazada en la calle Juan Sánchez Ramírez #21, Gazcue, suite 101, Santo Domingo. La Filantrópica, en Calle Hostos esquina Las Mercedes) que subsiste por su enfoque en los libros de Derecho y su vinculación con el mundo jurídico.

La Trinitaria, de Virtudes Uribe, hija de Max Uribe (periodista y filólogo), y Juan Báez, establecida en calle arzobispo Noel de Zona Colonial, verdaderos padres modernos del libro dominicano, equiparables solo a don Julio D. Postigo. Han enfrentado muchas crisis y ahí están. Juan se ha dedicado más al libro internacional.

Fundada el 22 de abril de noviembre de 1968, en calle La Trinitaria esquina 30 de marzo, San Carlos Librería El Moreno, en Avenida México casi esquina Duarte, que subsiste por el punto tan activo en que se encuentra y porque tiene ofertas complementarias al libro.

Librería Hermanos Solano, otra librería de tradición. El apellido Solano suena a libros por los cuatro costados. Calle Amin Abel Hasbun # 11, Zona Universitaria. Libros María Luisa, en Gazcue, frente al Hospital de Seguro de los Maestros (Semma).

Unilibros, instalados ahora en la calle Correa y Cidrón casi esquina Abraham Lincoln, que opera con un criterio familiar y con buena vinculación con el mundo académico universitario, además de vender títulos profesionales muy demandados, operando con bajos costos fijos.

El Paseo de la Lectura se encuentra en la avenida Duarte, en torno al Parque Enriquillo, es una organización de la Alcaldía que ha concentrado los vendedores de los libros usados y de texto. Este lugar es mayormente frecuentado por los padres a inicio de año escolar, con el objetivo de adquirir materiales a bajo costo para sus hijos.

Librería Cuesta, es la más grande y visitada hasta el momento en Santo Domingo, con una gran variedad de títulos, que van desde libros infantiles, literatura, crecimiento personal e historias, ubicados en áreas que agrupan las obras de un mismo género y diferentes autores. Tiene el diseño específico de una gran Liberia urbana y ha sabido adaptarse a los cambios del mercado del libro. Es un referente de la venta del libro y la vinculación directa con los lectores que acuden a estos espacios y sus facilidades únicas.

Antes era llamada Centro Cuesta del Libro. Ha resistido todas las crisis del negocio editorial por la fortaleza corporativa del grupo CCN, al cual pertenece. https://www.cuestalibros.com/
Susaeta, editorial, editora de libros infantiles, subsidiaria de casa Matriz en España, está ubicada en calle Juan Dolores, Santo Domingo. https://www.editorialsusaeta.com/es/

Librería SDQ Lee es una de las más recientes y con un toque más llamativo para los jóvenes que se detienen asombrados por encontrarse una librería en el pasillo de una plaza comercial de la ciudad. Además de dedicarse a la venta de libros, utilizan el sistema de intercambios con un pago de diferencia razonable. Este método le ha permitido tener una mejor conexión con los lectores. Esta se encuentra en Ágora Mall, y Galería 360.

Librería Mamey, un proyecto singularísimo ubicado en la calle Las Mercedes, en la que fue casa del historiador Emilio Rodríguez Demorizi, ahora propiedad de su nieto Alejandro Ruiz Demorizi, un joven que ha ideado el local no solo como librería, sino, además, como un espacio cultural diverso que celebra al libro y al arte.

La más reciente librería en abrir sus puertas: Libros & Regalos, en Almacenes Unidos. Es la gran sorpresa, con la que se encuentra el cliente de Almacenes Unidos, al penetrar por sótano, cuando se encuentra con este adorable espacio de libros, enfilados en la onda de crecimiento y difusión cristiana. Hay textos generales de psicología, historia, arquitectura, ciencias.

Mateca, un proyecto singular de Luisa y Jose Povedano, un ex sacerdote amante de los libros y conocedor del negocio que se establecieron primero por la avenida Independencia (en torno a la Cervecería Nacional Dominicana y posteriormente en un edificio propio en la avenida Abraham Lincoln, José Contreras.

Librería Letra Gráfica (Orlando Inoa)                                                                            Librería San Pablo II (libros católicos)
Librería Paulina (libros catolicos)
Librería Nuevos Horizontes
Scofeth Hermanos/Instituto del Libro. (Arz. Nouel casi esquina Espaillat, zona colonial), propiedad de españoles, con una de las mayores ofertas de libros.

Librería Jurídica Virtual, emplazada en la calle Juan Sánchez Ramírez #21, Gazcue, suite 101, Santo Domingo, La Filantrópica, en Calle Hostos esquina Las Mercedes) que subsiste por su
enfoque en los libros de Derecho y su vinculación con el mundo jurídico. La Trinitaria, de Virtudes Uribe, hija de Max Uribe (periodista y filólogo), y Juan Báez, establecida en calle arzobispo Noel de Zona Colonial, verdaderos padres modernos del libro dominicano, equiparables solo a don Julio D. Postigo. Han enfrentado muchas crisis y ahí están. Juan se ha dedicado más al libro internacional.

Fundada el 22 de abril de noviembre de 1968, en calle La Trinitaria esquina 30 de marzo, San Carlos Librería El Moreno, en Avenida México, casi esquina Duarte, que subsiste por el punto tan activo en que se encuentra y porque tiene ofertas complementarias al libro.

Librería Hermanos Solano, otra librería de tradición. El apellido Solano suena a libros por los cuatro costados. Calle Amín Abel Hasbun # 11, Zona Universitaria.

Libros María Luisa, emplazada en el sector de Gazcue, frente al Hospital de Seguro de los Maestros (Semma). Es una gestora del libro con una amplia experiencia en asistencia a ferias del libro regionales y nacionales. Es una mujer. La oferta de los libros, para poder compensar ingresos, la ha combinado con oferta de otros productos, lo cual es un fenómeno común con otros libreros.

Unilibros, instalados ahora en la calle Correa y Cidrón casi esquina Abraham Lincoln, que opera con un criterio familiar y con buena vinculación con el mundo académico universitario, además de vender títulos profesionales muy demandados, operando con bajos costos fijos.

El Paseo de la Lectura se encuentra en la avenida Duarte, en torno al Parque Enriquillo, es una organización de la Alcaldía que ha concentrado los vendedores de los libros usados y de texto. Este lugar es mayormente frecuentado por los padres a inicio de año escolar, con el objetivo de adquirir materiales a bajo costo para sus hijos.

Liberia Cuesta, es la más grande y visitada hasta el momento en Santo Domingo, con una gran variedad de títulos, que van desde libros infantiles, literatura, crecimiento personal e historias, ubicados en áreas que agrupan las obras de un mismo género y diferentes autores.

Tiene el diseño específico de una gran Liberia urbana y ha sabido adaptarse a los cambios del mercado del libro. Es un referente de la venta del libro y la vinculación directa con los lectores que acuden a estos espacios y sus facilidades únicas.

Antes era llamada Centro Cuesta del Libro. Ha resistido todas las crisis del negocio editorial por la fortaleza corporativa del grupo CCN, al cual pertenece. https://www.cuestalibros.com/ Susaeta, editorial, editora de libros infantiles, subsidiaria de casa Matriz en España, está ubicada en calle Juan Dolores, Santo Domingo. https://www.editorialsusaeta.com/es/ Librería SDQ Lee es una de las más recientes y con un toque más llamativo para los jóvenes que se detienen asombrados por encontrarse una librería en el pasillo de una plaza comercial de la ciudad. Además de dedicarse a la venta de libros, utilizan el sistema de intercambios con un pago de diferencia razonable. Este método le ha permitido tener una mejor conexión con los lectores. Esta se encuentra en Ágora Mall, y Galería 360.

Librería Mamey, un proyecto singularísimo ubicado en la calle Las Mercedes, en la que fue casa del historiador Emilio Rodríguez Demorizi, ahora propiedad de su nieto Alejandro Ruiz Demorizi, un joven que ha ideado el local no solo como librería, sino, además, como un espacio cultural diverso que celebra al libro y al arte.

https://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g147289-d11445245- Reviews-Mamey_Libreria_Cafe Santo_Domingo_Santo_Domingo_Province_Dominican_Republic.html

La más reciente

La más reciente librería en abrir sus puertas: Libros&Regalos, en
Almacenes Unidos. Es la gran sorpresa, con la que se encuentra el
cliente de Almacenes Unidos, al penetrar por sótano, cuando se
encuentra con este adorable espacio de libros, enfilados en la onda
de crecimiento y difusión cristiana. Hay textos generales de
psicología, historia, arquitectura, ciencias.

Enlaces relacionados:

https://hoy.com.do/han-desaparecido-la-mayoria-delas-librerias-en-
santo-domingo/

https://joserafaelsosa.com/librerias-desaparecidas-y-sobrevivientes-
en-santo-domingo-y-otras-ciudades/

https://almomento.net/librerias-del-antiguo-santo-domingo/
http://www.bnm.me.gov.ar/novedades/?p=16123
https://www.pucmm.edu.do/biblioteca/edublog/Lists/EntradasDeBlog

Fuente: José Rafael Sosa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí