Viva suspende todas sus operaciones aéreas

0
150
La aerolínea de bajo costo colombiana Viva, fundada en 1995, anunció este lunes la suspensión de sus operaciones aéreas con efecto inmediato.
La aerolínea de bajo costo colombiana Viva, fundada en 1995, anunció este lunes la suspensión de sus operaciones aéreas con efecto inmediato.

Según trascendió, la empresa de Aeronáutica Civil de Colombia emitió una comunicación reconociendo los intereses de varios terceros sobre el pedido urgente de Viva para permitir su integración con un grupo de aerolíneas más fuerte y más grande. Esta decisión, sin precedentes por parte de la entidad, dará como resultado nuevos retrasos en la toma de una decisión, por lo que Viva se ve obligada a anunciar, lamentablemente, la suspensión de sus operaciones con efecto inmediato.

Mientras las operaciones estén suspendidas, Viva continuará con las negociaciones con los acreedores bajo los procedimientos del Decreto 560 -PRE-, y trabajará para preservar su capacidad de reiniciar las operaciones en una fecha futura, suponiendo que la Aeronáutica Civil apruebe de inmediato la alianza pendiente.

Luego de más de siete meses de demoras por parte de la entidad, Viva ha presentado numerosas evidencias al Gobierno colombiano para demostrar que se encuentra en una situación financiera crítica, asegurando que la única forma en que puede continuar volando es que la Aeronáutica Civil permita que esta haga parte de un grupo de aerolíneas más fuerte y bien capitalizado. En cambio, su decisión de hoy pone en entredicho el futuro del servicio aéreo de Bajo Costo en Colombia y pone en peligro los empleos de más de 5.000 colombianos, quienes directa e indirectamente dependen de Viva.

La solicitud de Viva a la Aeronáutica Civil se presentó en agosto de 2022. La entidad rechazó inicialmente la transacción en noviembre del mismo año, lo que resultó en la pérdida de dos aeronaves de nuestra flota.

A mediados de enero de 2023, la Aeronáutica Civil anuló todo el proceso porque, según admitió la propia entidad, no siguió los procedimientos adecuados al evaluar la transacción.

Viva ha tenido innumerables reuniones con altos miembros del Gobierno nacional para explicar la crítica situación financiera de la aerolínea.

En un período de siete meses, el Gobierno recibió más de cinco actualizaciones financieras para demostrar que Viva calificaba para tratar su pedido bajo la figura de “excepción de empresa en crisis” que daba cuenta de la urgencia apremiante de una definición.

Se presentó ante la Aeronáutica Civil, una serie de condicionamientos que preservarían la competencia y la conectividad aérea en áreas remotas; incluida la eliminación de hasta 105 slots en el Aeropuerto El Dorado en Bogotá, la supervivencia de la marca Viva y su modelo de Bajo Costo, el código compartido para permitir la conectividad regional de pasajeros de Satena y mantener los acuerdos interlínea de Viva.

Los arrendadores de aeronaves de Viva se reunieron con el Gobierno para explicar que no seguirían esperando una decisión, provocando en poco tiempo la pérdida de más aeronaves de nuestra flota.

Viva inició entonces, el Proceso de Recuperación Empresarial (PRE) bajo el decreto 560 para negociar con sus acreedores y mantener sus operaciones.

Desde hace semanas, la Aeronáutica Civil ha tenido todo lo necesario para emitir una decisión. Han tenido la plena capacidad legal y autoridad para emitir esa decisión sin más demora.

Se ha informado al Gobierno, en varias ocasiones, que permitir que Viva se convierta en la filial de bajo costo de un grupo de aerolíneas más grande y más fuerte, permitirá a la aerolínea seguir ofreciendo a los viajeros colombianos acceso a precios bajos, servicio eficiente y por supuesto, continuar con su promesa de conectar a las ciudades más remotas con cualquier parte del mundo.

Fuente: Caribbean News Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí