Glaciares, las atracciones turísticas que se derriten

0
48

Desde la frontera sur de Alemania hasta los picos más altos de África, los glaciares de todo el mundo han servido como atracciones turísticas para ganar dinero, como registros climáticos naturales para los científicos y faros de creencias para los grupos indígenas.

Con el rápido derretimiento de muchos glaciares a causa del cambio climático, la desaparición de las capas de hielo supondrá un duro golpe para los países y comunidades que han dependido de ellos durante generaciones: para producir electricidad, para atraer visitantes y para mantener antiguas tradiciones espirituales.

Las masas de hielo que se formaron durante milenios a partir de nieve compactada se han ido derritiendo desde la época de la Revolución Industrial, un proceso que se ha acelerado en los últimos años.

glaciaresEl retroceso puede verse en África, en la frontera de Uganda y la República Democrática del Congo, donde los picos dentados de las montañas Rwenzori se elevan hacia el cielo sobre una selva verde. Estos picos llegaron a tener más de 40 glaciares, pero en 2005 quedaban menos de la mitad, y el deshielo continúa. Los expertos creen que los últimos glaciares de las montañas podrían desaparecer en 20 años.

Esta desaparición supone un problema para la Uganda sin salida al mar, que obtiene casi la mitad de su energía de la hidroelectricidad, incluidas las centrales eléctricas que dependen del flujo constante de agua de los glaciares del Rwenzori.

A un continente de distancia, en el extremo sur de la frontera de Alemania con Austria, sólo queda medio kilómetro cuadrado de hielo en cinco glaciares combinados. Los expertos estiman que es un 88% menos que la cantidad de hielo que existía alrededor de 1850, y que los glaciares restantes se derretirán en 10 o 15 años.

Esto supone una mala noticia para la industria turística regional que depende de los glaciares, según Christoph Mayer, científico del grupo de geodesia y glaciología de la Academia Bávara de Ciencias y Humanidades de Múnich.

glaciaresEl mismo problema afronta Tanzania, donde los expertos estiman que el monte Kilimanjaro -la montaña más alta de África y una de las principales atracciones turísticas del país- ha perdido cerca del 90% de su hielo glacial por el deshielo y la sublimación, un proceso en el que el hielo sólido pasa directamente a vapor sin convertirse primero en líquido. Los viajes y el turismo representaron el 10,7% del PIB del país en 2019.

Las capas de hielo que componen un glaciar pueden tener decenas de miles de años y contienen información año a año sobre las condiciones climáticas del pasado, como la composición atmosférica, las variaciones de temperatura y los tipos de vegetación que había. Los investigadores toman núcleos de hielo en forma de tubo largo de los glaciares para “leer” estas capas.

Según los expertos, a medida que los glaciares desaparezcan, los ecosistemas locales también empezarán a cambiar, algo que ya se está estudiando en el glaciar Humboldt de Venezuela, que podría desaparecer en las próximas dos décadas.

glaciares

Los expertos advierten que el destino de los glaciares más pequeños ofrece una advertencia para los glaciares más grandes.

Por ejemplo, mientras que muchos de los glaciares más pequeños del mundo ya no sirven como la principal fuente de agua dulce para los países, algunos glaciares más grandes todavía lo hacen, incluso en Perú, que perdió casi el 30% de su masa glaciar entre 2000 y 2016.

Fuente: Caribbean News Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here