Provincias costeras, ejemplos de conservación y turismo sostenible

0
94

-Potenciar los recursos naturales para la recuperación del turismo con una mirada de sostenibilidad e inclusión de los actores de cada uno de los entornos, representa un aspecto clave para el desarrollo económico.

Las provincias costeras de Montecristi y Samaná, son ejemplos de esa dinámica, donde a través del proyecto de Biodiversidad Costera y Turismo (BCyT) se pudo contribuir con la conservación de la biodiversidad y por ende sirven de atractivo al ecoturismo.

Sus transformaciones, en las áreas costeras se aprecian tras cinco años de recuperación bajo la coordinación de los Ministerios de Medio Ambiente, Turismo, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con el financiamiento del Global Environmental Facility, quienes presentaron los logros de esa iniciativa.

ENCUENTRO VERDE (1 DE 2) - República Dominicana debe procurar destinos  turísticos sostenibles, no solo proyectos | Listín Diario

Inka Mattila, representante residente del PNUD, resaltó que la oferta turística que promueve el país está sustentada en los recursos naturales y sus bellezas como playas, manglares, flora y fauna únicos que son la “materia prima” y constituyen el capital natural, imprescindible para sostener el destino que el país ofrece y lo ha posicionado a nivel internacional.

Con dicho proyecto se logró restaurar más de 150 mil metros cuadrados de playa; vincular a más de 70 comercios de Samaná y Montecristi en acciones para reducir o eliminar plásticos de un uso en sus comercios, a través de la iniciativa “Mejor Sin Calimete”.

EL TURISMO COSTERO Y MARINO ES UN COMPONENTE IMPORTANTE DE LA CRECIENTE Y  SOSTENIBLE ECONOMÍA AZUL ‹ Negocios Magazine

Otros logros

Se concientizó a más de siete mil 800 personas sobre la protección a los recursos naturales y facilitó el uso de tecnologías para monitorear la erosión de playas, especies marinas y ecosistemas costeros.

Se renovaron infraestructuras turísticas para fortalecer la oferta de tres Parques Nacionales y el Muelle de la Isla Cabra en el Parque Nacional Submarino de Montecristi; el Sendero Boca del Diablo a Frontón y el Centro de Visitantes Boca del Diablo, en el Monumento Natural Cabo Samaná; se restauraron y pintaron 52 embarcaciones con colores y texturas alusivas al pez loro, entre otras.

Fuente: El Día

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here