Peligra la desescalada alemana ante el avance de los contagios

0
100
  • Alemania pide que no se viaje ni dentro ni fuera del país en Semana Santa
  • El Instituto Robert Koch llama a renunciar a los viajes para no acelerar una nueva ola.

Tras dispararse las reservas de turistas alemanes hacia Mallorca en Semana Santa en los últimos días después de anunciar el Gobierno alemán que saca a Baleares de la lista de zonas de riesgo el Gobierno alemán ya pidió esta semana que se eviten todos los viajes que no sean necesarios. El Instituto Robert Koch (RKI) de virología ha vuelto a insistir hoy en este mensaje: ha apelado a los alemanes a no viajar dentro ni fuera del país en estas fechas, a fin de no acelerar aún más la tercera ola de la pandemia. Su vicepresidente, Lars Schaade, ha pedido a la población pasar los festivos de Semana Santa “en el círculo más reducido” posible y a renunciar a los viajes. Este viernes se ha conocido que Alemania registra más de 17.500 contagios diarios, la mayor cifra de los últimos dos meses.Alemania elimina este miércoles la recomendación genérica sobre viajes |  Economía

“La movilidad y los contactos son los impulsores de la pandemia”, ha advertido en una rueda de prensa para evaluar la situación epidemiológica del país el vicepresidente del RKI, que ha recordado que las mutaciones del coronavirus son aún más contagiosas que el virus original.

Agregó que el encuentro entre personas de diferentes regiones del país “podría azuzar adicionalmente la pandemia”, algo que hay que evitar, apeló

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, ha advertido este viernes de la posible necesidad de tener que dar un paso atrás en la relajación de las medidas restrictivas en vista del rápido aumento de la incidencia de nuevos contagios en el país en los últimos días y el avance de la tercera ola.Alemania no logra controlar el coronavirus y podría imponer un bloqueo más  estricto - Télam - Agencia Nacional de Noticias

“El aumento de cifras puede suponer que en las próximas semanas no podamos dar más pasos hacia una mayor apertura y que, por contra, tengamos incluso que dar pasos atrás“, ha dicho el ministro en una rueda de prensa para analizar la situación epidemiológica del país.

Alemania empezó una lenta desescalada el lunes 8 de marzo, pero la cuestión de los viajes de Semana Santa parece haberse descontrolado. El Gobierno no prohíbe viajar, aunque sí lo desaconseja, dejándolo en aras de la libertad y la responsabilidad de cada cual y de las decisiones empresariales del sector.El legado de Angela Merkel

Llamamientos a no viajar

El Gobierno de Angela Merkel hizo varios llamamientos esta semana a no viajar si no es estrictamente necesario, sobre todo después de que los vuelos a las Baleares se dispararan nada más conocerse el pasado viernes que las islas dejaban de ser consideradas zona de riesgo y las principales empresas turísticas y aerolíneas comenzaron a ampliar su oferta.

El lunes, la portavoz de Exteriores, Maria Adebahr, recordó que “la ausencia de una alerta de viaje no es una invitación a viajar”, aunque reconoció que se trata de una “decisión personal”

También el diputado socialdemócrata y experto en sanidad Karl Lauterbach apeló hoy a prescindir de viajes no esenciales, y advirtió que de lo contrario esta tercera ola recibirá un impulso que dificultará aún más el control de la situación después de las vacaciones de Semana Santa.

Un turista alemán a su llegada a Palma esta semana. Foto: EFE.

Abogó asimismo por que todo aquel que viaje al extranjero se someta a su regreso a un test, ya que aunque la mutación británica ya es la predominante en Alemania, las variantes sudafricana y brasileña suponen un riesgo epidemiológico mucho mayor y son más peligrosas al poner en peligro a personas contagiadas ya anteriormente y al no responder de forma deseada a las vacunas.

Estas dos mutaciones son precisamente las que podrían introducirse en el país viajando y las que podrían acelerar aún más esta tercera ola, advirtió.

En la misma rueda de prensa, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, se limitó a señalar que ya existen los test obligatorios para aquellas personas que ingresan en el país procedentes de zonas de riesgo por las variantes del virus o de regiones con una incidencia elevada.Coronavirus: dos brotes en Alemania tras misa y visita a restaurante +++ |  El Mundo | DW | 23.05.2020

Asimismo, el Ejecutivo germano calificaba esta semana al hecho de que varias aerolíneas hayan incrementado su oferta de vuelos hacia Mallorca para Semana Santa como una “decisión empresarial”

El viernes pasado, el Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizó su lista de zonas de riesgo por coronavirus y dejaron de figurar en ella además de Baleares otras cinco comunidades autónomas españolas (Valencia, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja y Murcia), así como cuatro regiones de Portugal (Alentejo, Centro, Norte y las Azores), una de Dinamarca (Nordjylland), y las Bahamas en su conjunto.

Al poco de trascender el cambio de calificación de Baleares, ampliamente difundido en Alemania, la demanda de vuelos a las islas empezó a dispararse (ver: Los TTOO alemanes, listos para volver a Mallorca en Semana Santa).

También el turoperador alemán TUI avanzó que abrirá sus primeros hoteles en Mallorca ya la próxima semana, a unos días de que empiecen las vacaciones de Semana Santa en la mayoría de estados federados del país (vea: TUI Fly adelanta al 21 de marzo su regreso a Mallorca).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here