Nissan Skyline R32 HKS Zero: Único e irrepetible

0
243

Quienes vivimos los 90 enloquecimos con él. Basado en el Nissan Skyline barrió a Porsche, dejó a Ferrari sin aliento y Corvette o Mustang ni aparecían en su retrovisor.

La traza del Skyline se remonta a la década de los cincuenta, cuando fue lanzado por primera vez.  Fue un desarrollo de Prince Motor Co. con la cual Nissan mantuvo vínculos tan fuertes que acabaron fusionándose en los años sesenta. Creado como un inocente sedan para la familia, evolucionó hacia un carácter deportivo, que Nissan radicalizó al prevalecer en la fusión con Prince.

Nissan Skyline R32 HKS Zero

A partir de entonces, comienza la denominación GT-R, por Gran Turismo Racing, logrando un auto de rendimiento, que llegó a ser hito en su época y fue capaz de derrotar a automóviles tan emblemáticos como el Porsche 911, el Mazda RX-7 o el Toyota Supra y Nissan Silvia.

Para 1981, con la 6ta generación del modelo, Nissan comienza a producir el Skyline R30, de motores DOHC más potentes, y con el cual quedo sellado el carácter deportivo del modelo.  Para mayo de 1989 llegó el Skyline R32, que dejaría establecida la hegemonía del motor RB y sus diferentes versiones.  Este modelo causó un impacto tal que fue decisivo en la creación del Japanese Gran Turismo Championship (JPGTC). 

Nuestro protagonista.

HKS -la reconocida empresa de Fujinomiya especializada en partes, componentes y accesorios automotrices para autos de alto rendimiento- tenía años de vínculos con Nissan y decide hacer su versión del Skyline R 32 GT-R.

A principios de los noventa pone manos a la obra y presenta cuatro unidades –las únicas jamás producidas- que dejan al resto de los deportivos en un rincón de su retrovisor.

Al ser HKS, y no Nissan, hubo contratiempos para homologar las pruebas de seguridad, las cuales implicaban destruir varias unidades al precio de unos 135 000.00 USD de la época.  Así, el proyecto fue abandonado sin registrarse el modelo, ni comercializarse.  Excepto una unidad vendida al Sultán de Brunei, para su colección.

A mediados de los años 2000, HKS vuelve a la carga con las 3 unidades que le quedan y, enfocada solo en el uso civil, modifica el vehículo en profundidad. 

Nissan Skyline R32 HKS Zero

Su gestión del motor seis cilindros RB26DETT es lapidaria.  Empleó el block de paredes finas que ya proveían para el JPGTC; aumentaron la compresión hasta 8,7:1; colocaron el nuevo turbo TA45S; el nuevo sistema de distribución V-Cam y un sistema de escape doble, típico de HKS.  Luego, remataron la tarea y lo acoplaron al embrague del Nismo Cooper y a una transmisión mecánica de seis cambios con una relación final de 3,9.  La suspensión y frenos fueron removidos y se utilizaron componentes provenientes del Nismo, ajustados al HKS.

Con toda esa parafernalia el espectacular bólido rugía con 600 CV y 477 lb-p de torque y en algunas pruebas aisladas rebasó los 300 km/h.

Luego, para establecer diferencias se hicieron cambios en la carrocería, donde todas las partes fueron rediseñadas para que no pudieran ser sustituidas por las del Skyline “sato”.  El auto ahora es solo biplaza, incorpora parachoques más agresivos, llantas ligeras de magnesio específicas para él que fueron diseñadas y producidas en Italia por Tecnomagnesio, asientos Recaro, el tanque de combustible está ubicado donde estaban los asientos traseros en la versión original y añade un velocímetro de mayor cota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here