¿Cómo va a afectar la exigencia de PCR a los viajes de los españoles?

0
215
  • “Será un duro mazazo para estos viajes de corta duración, por una cuestión de precio y también por asuntos relativos a la propia logística”
  • Desde el sector recuerdan que estas pruebas de coronavirus pueden salir mucho más caras que mismo el billete de avión
  • Las agencias se están preparando para poder incluir en sus servicios todo aquello que facilite a los clientes la experiencia de viajar

Desde el pasado 23 de noviembre, España exige a los viajeros internacionales procedentes de países de riesgo y cuyo destino final sea un aeropuerto o puerto de nuestro país, independientemente de su nacionalidad, una PCR negativa o un test molecular TMA que acredite que no padecen la COVID-19 que hayan sido realizados 72 horas antes para poder entrar.

Nueva lista de países con exigencia de PCR negativa para entrar en España |  Transportes

La medida ha sido duramente criticada por el sector turístico, que reclama que estas pruebas se sustituyan por los test de antígenos, más rápidos y económicos. Aerolíneas y los hoteleros consideran que va a suponer un freno para la afluencia de los turistas internacionales por su elevado coste. 

Pero no solo perjudicará al turismo internacional: también afectará a los españoles que salen del país por vacaciones o trabajo. En vísperas de las fiestas navideñas ya se ha podido ver un anticipo de los quebraderos de cabeza que la PCR obligatoria ha supuesto para los españoles que querían regresar a casa por Navidad: test que no llegaban a tiempo, con la consiguiente pérdida de vuelos, aerolíneas que no permitían el embarque sin PCR o no admitían ciertas pruebas realizadas en lugares como farmacias o problemas para obtener una cita en los laboratorios antes de los días festivos, por citar algunos. Desde el sector ya vaticinan una limitación de los viajes cortos de los españoles, que pueden encarecerse notablemente con estas pruebas. “Será un duro mazazo para estos viajes de corta duración, por una cuestión de precio y por la propia logística”, advierte Marcos Franco, socio fundador de ReiniziaT y del Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR).

Así las cosas, junto a la llegada de turismo internacional, la medida va a afectar igualmente al ya de por sí maltrecho volumen de negocio de turismo emisor español en tanto no se normalice la situación con la vacunación de la población.

El pasado mes de noviembre, la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acaveremitía una carta a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, para que modifique la normativa e incluya una excepción al requerimiento de test PCR: según el redactado actual del Real Decreto, no será posible para los españoles efectuar viajes de menos de 72 horas a países de riesgo, dado que los test PCR que deberían realizar antes del regreso de facto no se podrán efectuar.

A nivel práctico, ello tiene una gran incidencia en los viajes de empresa, pues estos en su gran mayoría tienen una duración inferior a 72 horas, por lo que será imposible realizar muchos de estos viajes, sostenía Acave

Por ello, la entidad que preside Martín Sarrate pedía que, en casos de viajes excepcionales, como serían los viajes de empresa o por motivos laborales, inferiores a 72 horas se pueda sustituir la prueba PCR por un test rápido de antígenos negativo.

Si bien desde ObservaTUR tienen claro que todo lo que suponga imponer condicionantes al desarrollo normal de los viajes, como las PCR, incidirá descartan un gran impacto en los de negocios.

“Esos viajes son necesarios para el adecuado desarrollo de muchos proyectos de internacionalización de las empresas españolas. Desde esa óptica, pensamos que la imposición de los test PCR afectará, aunque lo hará menor medida que a otros segmentos”, señala Franco

Por su parte, la Asociación de Agencias de Viajes Emisoras de Producto Propio (cuya marca comercial es Locos por Viajar) advierte de que estos desplazamientos se van a ver claramente limitados por varios factores más allá de las PCR, que se vienen dando desde hace meses.

Entre ellos apuntan el hecho de que las empresas evitan asumir riesgos de contagio entre sus ejecutivos, que las reuniones se priorizan vía online, la poca fiabilidad de los vuelos en cuanto a posibles cancelaciones o los requerimientos sanitarios, que pueden cambiar en pocas horas o también cerrarse fronteras, lo que “implica riesgo y costos”.

Solo vale la PCR a la hora de entrar en España? ¿Qué pasa si no la llevo?

Viajes cortos

¿Cómo va a afectar la medida a los viajes cortos? La logística y el precio van a suponer un torpedo en la línea de flotación de estos desplazamientos de fin de semana.

Según el responsable de ObservaTUR, en el caso de los viajes vacacionales -ya sean de fin de semana o de puente-, además de chocar con los continuos llamamientos a la restricción de la movilidad, la necesidad de PCR “puede suponer un duro golpe, pues como manifiestan muchos de los viajeros a quien se pregunta hay veces que los test son casi más caros que los propios viajes”.

“Pensamos que la imposición de los PCR será un duro mazazo para estos viajes de corta duración, por una cuestión de precio, primeramente, y también por asuntos relativos a la propia logística, como los cierres en festivo de los laboratorios”

Desde Locos por Viajar también se prevé “una reducción notable” del viaje de corta distancia y corta duración. “El coste de las PCR puede superar al de un billete de avión y sus necesidades, la antelación y la incomodidad son claros factores en contra”, avisan.

Madrid, Canarias y Andalucía, las autonomías con más casos de Covid  importados del extranjero

Así, desde el sector se pone de relieve que el problema de que muchas veces no sea viable hacerla en el país visitado supone desincentivar al potencial viajero, de por sí muy limitado desde el inicio de la pandemia.

Encarecimiento

¿Cuánto van a encarecer estas pruebas los viajes de los españoles que quieran salir al extranjero? “Teniendo en cuenta un test PCR puede suponer, en promedio, un precio de unos 130 euros, los viajes que más se podrían resentir, en principio, serían los viajes low cost, o los de menor importe, pues pueden suponer un coste añadido similar en algunos casos al del propio billete”, abunda Franco.Un trabajador sanitario hace un test de coronavirus. Foto: EFE

Por el contrario, en el caso de los viajes de lujo y a medida, el impacto sobre el precio total es menor y la percepción por tanto será distinta, lo cual puede incluso suponer un valor añadido para los viajeros si se incluye este coste dentro del coste global del paquete, según apuntan desde ObservaTUR.

“Actualmente los precios de una PCR oscilan entre los 100 y los 140 euros y hay que prever dos”, advierten desde Locos por Viajar. De este modo, en caso de familias, los precios empiezan a dispararse.

“Sería preferible, como se viene reclamando desde hace ya meses en el sector, que hasta que la situación se vaya normalizando con la implantación de la vacuna, se opte por otro tipo de pruebas más económicas, rápidas y que también han demostrado su eficacia, como son los test de antígenos cuyo coste puede estar en torno a los 15 euros”, incide Franco

Coronavirus: España exige desde el lunes una PCR negativa a los viajeros de  65 países de riesgo por covid-19 | Lista de países PCR para entrar a España  | MUNDO | EL COMERCIO PERÚ

Agencias

¿Cómo afectará esta medida a las agencias? ¿Optarán a partir de ahora los viajeros por recurrir a ellas para solventar el trámite? “Las agencias tenemos capacidad de resolverlo y garantizarle el servicio a los clientes, bien sea en Barcelona o en Kampala”, explican desde Locos por Viajar, desde donde señalan además que el sector se está preparando para poder incluir en sus servicios todo aquello que facilite a los clientes la experiencia de viajar.

“Al día de hoy ofrecemos la información de los requerimientos sanitarios de cada país, de cada compañía aérea y facilitamos los contactos con laboratorios en origen y destino con capacidad de realizar las pruebas y certificarlas en los idiomas y tiempos. Estamos acostumbrados a trabajar en destinos y situaciones complicadas y resolver cualquier tipo de problema y esto no nos va a parar”, sostienen

De igual modo, desde ObservaTUR recalcan al respecto cómo las agencias pueden poner en valor no solo su conocimiento de los destinos y su capacidad de prescripción, “sino también la incorporación de nuevos servicios y productos, como son los test, adaptándose así a las exigencias del nuevo viajero pos-COVID-19”.

Fuente: EFE- Hosteltur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here