Toyota Hilux 2021, trabajar nunca fue tan fácil

0
622

La Toyota Hilux ha crecido en todo: calidad, prestigio y tamaño.  Hoy es una de las camionetas preferidas en Latinoamérica y presenta novedades para 2021. Veamos.

Lejos queda la época en que la camioneta de Toyota era el patito feo del sector.  A día de hoy, la Hilux es un vehículo duro, resistente y durable que añade numerosas bondades a sus propietarios.  Para 2021 la marca nipona actualiza este modelo, a tres años de sus últimos retoques.

Toyota Hilux

Las mejoras pretenden renovar su imagen y la calidad de la vida a bordo –algo muy de este siglo XXI-  y para ello incorpora nuevo equipamiento y mejores acabados. 

Los cambios en la carrocería incluyen nuevo paragolpes frontal y parrilla, luces y pilotos ahora de led, las llantas y su oferta de colores, entre los que hay tres nuevos: rojo emotional, azul oscuro y bronce metalizado óxido.

Toyota Hilux

En el interior resalta la nueva pantalla táctil del sistema multimedia que ahora dispone de un sistema operativo de funcionamiento más ágil y compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Entre el equipamiento disponible están la apertura y arranque sin llave, el climatizador automático, los sensores de aparcamiento delanteros y traseros o un equipo de sonido JBL con nueve altavoces.

Se viene una nueva Toyota Hilux 2021: más potencia y seguridad

Con todo esto Toyota apunta a “entrarnos por los ojos” para luego complementar con lo más importante: la mecánica. Así, será una novedad el motor diesel, disponible en las tres variantes de carrocería: cabina extra, cabina sencilla y doble cabina.

Se trata de una máquina de 2,8 L de desplazamiento; 204 CV y 500 Nm de par máximo. Con ella, y siempre según Toyota, las prestaciones mejoran sustancialmente: la aceleración de 0 a 100 km/h es de 10,0 s, y el consumo medio homologado baja en un litro exacto, hasta los 7,8 L/100 km.

Toyota Hilux

Para las variantes cabina extra y doble cabina, este motor se podrá acoplar a una transmisión con cambio manual o automático, en ambos casos de seis marchas. La tracción puede ser a las ruedas traseras o a las cuatro, según versiones. En las 4×4, el eje delantero es conectable a través de un mando selector, junto con la reductora.

De cara a mejorar el confort de marcha, Toyota ha hecho cambios en la dirección y en la suspensión, con un nuevo ajuste de amortiguadores, muelles y casquillos.

Para mejorar la capacidad de avance todoterreno en zonas donde la adherencia es baja o alguna o varias ruedas quedan momentáneamente en el aire, las versiones con tracción trasera tienen una función electrónica, a través del control de estabilidad, que emula a un diferencial autoblocante.

Toyota asegura que, gracias al ralentí más bajo de este motor -pasa de 850 a 680 rpm- y que ha mejorado la respuesta del acelerador, es aún más sencillo hacer maniobras a baja velocidad.

Para rematar, un nuevo equipamiento tope de gama, denominado Invincible, está disponible. Este se caracteriza por una serie de aditamentos estéticos en la parrilla, estribos, un refuerzo metálico para el cárter, protecciones para los pasos de rueda, tiradores de las puertas, llantas y portón específicos.

El habitáculo tiene detalles en acabado negro y metálico y, en la variante doble cabina, iluminación azul en las puertas y asientos tapizados en una combinación de cuero liso y cuero micro-perforado.

Fuente: https://soymotor.com/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here