La híper-competitividad de Turquía.

0
251

Que el destino Turquía es mucho menos costoso -aunque no necesariamente de menor relación calidad-precio- que los de España es de sobras conocido desde hace unos cuantos lustros. Y que diferentes gobiernos turcos -como también algunos egipcios- han subvencionado a las compañías aéreas chárter los costes del queroseno aviación o tasas aéreas tampoco es ningún secreto.

Por lo tanto, quien más quien menos es consciente de esa artificialmente añadida competitividad de los destinos turcos que, en algunas zonas de sus costas, poco tienen que envidiar a las del litoral insular y peninsular español. Si a esto se le añade que Turquía tiene últimamente varios frentes abiertos -crisis económica y bancaria, con la consiguiente depreciación, en este caso involuntaria, de su lira- los paquetes combinados hacia sus costas en algunos mercados emisores son aún más competitivos que en el pasado. Y a continuación relato un botón de muestra.

Antes de Nochebuena estuve en la culturalmente atractiva ciudad alemana de Núremberg, para visitarla y pasar unas horas en sus inabarcables museos y en su centenario mercadillo navideño. Entre una y otra cosa, recogí -deformación profesional- un folleto de la programación de viajes de invierno válida desde el 3 de diciembre que comercializan los supermercados Aldi Süd. Y esto es lo que encontré: paquete combinado a España o Francia, de siete días en hotel 4 estrellas y régimen media pensión desde 799 euros por persona. Y paquetes de quince días -el doble- en hoteles de la misma categoría y mismo régimen, desde 499 euros. O seas, tres veces y media menos por persona y día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here